Estas son las causas más frecuentes de los transtornos del habla.

A) MALFORMACIÓN DE LOS ÓRGANOS QUE INTERVIENEN EN LA ARTICULACIÓN:

Se pueden dar desde el momento del nacimiento o ser consecuencia de un mal hábito o contusión o accidente.
Estas malformaciones dificultan la articulación de los sonidos de la lengua:

Se pueden dar a nivel de:

  • LABIOS (labio leporino, falta de sellado de labios)
  • PALADAR (paladar ojival, fisura palatina, parálisis)
  • LENGUA (tamaño excesivo, pérdida de masa lingual, lengua avanzada, frenillo lingual corto)
  • MANDÍBULA
  • DENTICIÓN
  • AMÍGDALAS

B) MALOS HÁBITOS:

  • Uso de chupete y biberón de forma prolongada (más allá de los 3 años)
  • Succión digital
  • Succión de labios y lengua

C)  RESPIRACIÓN BUCAL:

Se puede deber a una alteración orgánica, como la presencia de adenoides hipertróficos (carnots) o por un mal hábito.

Comporta:

  • avance de la posición lingual
  • babeo
  • paladar ojival
  • mala implantación dental
  • tendencia a padecer disfonía
  • dificultats articulatorias (especialmente la rr y la s)

D) DEGLUCIÓN ATÍPICA:

Es el mantenimiento de la alimentación infantil, en la que la lengua se apoya entre los dientes para tragar.

Puede comportar:

  • alteraciones en la implantación dental
  • alteraciones en la posición de la lengua
  • falta de sellado labial
  • babeo
  • paladar ojival
  • falta de fuerza en lengua, labios y mandíbula
  • dificultades en la pronunciación de algunos sonidos.

Características de la deglución atípica:

  • el niño come lentamente
  • a menudo le quedan restos de comida en las comisuras de los labios
  • fa mucha bola al comer y le cuesta tragar
  • puede masticar con la boca abierta
  • hay un exceso de salivación

E) PROBLEMAS AUDITIVOS EN EL MOMENTO DE NACER O COMO CONSECUENCIA DE UNA ENFERMEDAD:

Podemos distinguir entre:

*BAJADAS DE AUDICIÓN A CAUSA DE OTITIS: Esto provoca que el niño oiga algunos sonidos distorsionados. Si son muy frecuentes el niño posiblemente tendrá dificultades para integrar los sonidos de su lengua y eso afectará al habla. Estas dificultades son más acusadas si las otitits se producen entre los 2 i los 3 años, período clave en la adquisición del lenguaje.
*DIFICULTADES DE DISCRIMINACIÓN AUDITIVA: Se dan cuando el niño aún teniendo una audición normal presenta dificultades para integrar a nivel interno las características de cada sonido del habla y esto hace que no los utilice bien.

Los errores más frecuentes son:

  • la discriminación de s, c/z y f
  • la discriminación de b y g
  • la discriminación entre l, r y d.

En estos casos primero hemos de descartar un problema auditivo (haciendo una audiometría).

FacebookTwitterGoogle+Compartir