Es el nivel óptimo de un deportista para la ejecución en una competición, cuando decimos que el deportista está listo para entrenar o competir. La activación sirve el deportista como estímulo y fuerza motivante para dar una respuesta adaptada a la situación. Es la combinación de alerta, incremento de la atención, la fuerza e intensidad de la mente por niveles suficientes de estrés y ansiedad, junto con la preparación física.

El deportista tiene que buscar el estrés competitivo, este equilibrio psicológico que no provoque un estrés entre lo que el deportista percibe que le piden y lo que él percibe que son sus capacidades para lograrlo.

Y también, todos necesitamos un cierto nivel de ansiedad para llevar a cabo una tarea. Este nivel puede variar de una persona a otra y, por tanto, hay que determinar lo que mejor corresponda. Si el nivel es demasiado bajo, puede que no pueda desarrollar la tarea, debido a no estar suficientemente motivados. Si permitimos que nuestra ansiedad escape a nuestro control y vaya más allá del nivel óptimo, experimentaremos problemas que resultarán muy difíciles de controlar, dando lugar a desequilibrios y disfunciones.

Cambios que pueden generar una elevación a la activación

PSICOLÓGICOS FISIOLÓGICOS Comportamental
-Preocupació.-Disminuye atenció.-sin control para fluctuar el atenció.-sentimiento de agobio y confusión -No Sentir control.

-Incapacidad Para pen-der decisiones.

– …

-Aumento De la presión sanguínea.
-Mayor Sudación.
-Incremento De la actividad cerebral.
-Dilatació De las pupilas.
-Incremento De los niveles de respiración.
-Incremento De la tensión muscular.
-incremento De azúcar en la sangre.
-Incremento De la frecuencia de micción.
– …
-Rápido Movimientos con el pie.-Incremento del par-pelleig.-Bostezos repetits.-Temblores. -Caminar De un lado hacia otro.

-Mossegar Las uñas.

FacebookTwitterGoogle+Compartir